En British American Tobacco Colombia hace mucho tiempo hemos aceptado que fumar es riesgoso. Nuestro negocio no es persuadir a las personas para que fumen sino ofrecer marcas de calidad a los adultos que ya han decidido fumar. Creemos firmemente que fumar sólo debe ser una decisión de adultos que reconocen los riesgos y defendemos el derecho de disfrutar los placeres de fumar que tienen los adultos informados.

British American Tobacco fabrica productos de alta calidad que brindan placer a millones de fumadores adultos. Junto con los placeres de fumar existen riesgos serios de contraer enfermedades graves. Además aceptamos que dejar de fumar puede resultar difícil. Alrededor del mundo, los gobiernos se han basado en esta afirmación para formular sus políticas y normas acerca de fumar.

Sin embargo, compartimos las preocupaciones en relación a los productos que fabricamos y trabajamos fuertemente en el desarrollo de una conducta responsable dentro de una industria percibida por muchos como controversial.

De manera simple y clara, sabemos y comunicamos que “fumar es causa de graves enfermedades”. Esta ha sido la hipótesis de trabajo de nuestra investigación con relación a las modificaciones del producto, ha sido la creencia de los fumadores por décadas y es el punto de vista más apropiado para los consumidores y las autoridades de salud pública.

Los riesgos asociados con fumar han sido definidos principalmente por estudios epidemiológicos (población estadística) que demuestran que personas que fuman toda la vida tienen un mayor riesgo de contraer ciertas enfermedades, que personas que no fuman. Estos riesgos tienden a ser mayores en los grupos de personas que comienzan a fumar más jóvenes, que han fumado por más tiempo, que fuman más cigarrillos por día o, que fuman cigarrillos con mayor contenido de alquitrán, comparados a los que consumen cigarrillos con menor contenido de alquitrán. Las estadísticas, sin embargo, no nos demuestran si un fumador en particular puede evitar una enfermedad asociada al hecho de fumar, fumando menos cigarrillos o cigarrillos con más bajo contenido de alquitrán.

La creación de un clima de cooperación genuina entre la industria tabacalera, los gobiernos nacionales, las agencias de salud pública y demás partes interesadas es para nosotros la clave para un rápido progreso en la reducción del impacto del tabaco en la salud. Colaboramos con los gobiernos y autoridades de salud pública con el objeto de:

  • Reducir el impacto del consumo de tabaco sobre la salud respetando al mismo tiempo el derecho de los adultos informados de elegir los productos que prefieran.
  • Evitar que los menores de 18 años fumen.
  • Garantizar que nuestras marcas y productos sean comercializados de manera responsable y estén dirigidos a consumidores adultos.
  • Mantener o promover una carga impositiva adecuada sobre los productos de tabaco y la eliminación del comercio ilícito.
  • Identificar estrategias sensatas sobre el consumo de tabaco en público que respeten las posiciones de los no fumadores.

Última actualización: 09/09/2010 17:09:05 GMT