Nuestra Filosofía

Marketing

"Invertimos en el posicionamiento de nuestras marcas de alta calidad en adultos que han decidido que quieren fumar. Hemos demostrado que a través de atención, inteligencia, capacidad de respuesta y una alta prioridad a la responsabilidad, podemos construir con éxito la lealtad de los consumidores con nuestras marcas".

En British American Tobacco reconocimos hace mucho tiempo que el producto que comercializamos representa un factor de riesgo importante para la salud de quien lo consume y, por lo tanto, nuestras marcas y productos deben ser desarrollados, producidos y comercializados de manera responsable. Por esa razón, nuestro negocio no consiste en aumentar el número de personas que fuman o la cantidad de cigarrillos que éstas fuman. Nuestro objetivo es crecer nuestra participación de mercado, y particularmente nuestros porcentajes en valor entre el billón de fumadores adultos que existen en el mundo, ofreciéndoles marcas diferenciadas con los más altos estándares de calidad.

La convivencia entre fumadores y no fumadores

La decisión de fumar es una elección personal. También lo es la decisión de dejar de fumar. British American Tobacco considera que todo individuo debe tener el derecho de tomar este tipo de decisiones por sí mismo.

Algunos fumadores que han decidido fumar podrían preguntarse en qué medida podría reducirse su riesgo de enfermedad si simplemente reducen el número de cigarrillos que fuman, en lugar de dejarlo por completo. Aunque la mayor parte de la evidencia sugiere que los riesgos por fumar se reducen a medida que el número de cigarrillos fumados por día se reduce, los riesgos siguen siendo significativamente más altos que los de los no fumadores.

Sin embargo, para aquellas personas que tienen inquietudes en este sentido o que desean reducir el riesgo relacionado con fumar, las autoridades de salud pública consistentemente han informado a los fumadores que la mejor forma de lograrlo es dejando de fumar. La evidencia científica respalda esta recomendación, sugiriendo que la cantidad de tiempo durante el cual las personas fuman es el factor más significativo relacionado con el riesgo de fumar. En otras palabras, los datos sugieren que empezar a fumar más tarde en la vida es mejor que empezar a fumar a temprana edad, y dejarlo antes es mejor que dejarlo más tarde.

En la revisión realizada en 1997, el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos de América (NCI por sus siglas en inglés) comentó que: "los datos documentan claramente que dejar de fumar da como resultado sustanciales beneficios para la salud, independientemente de la cantidad de tiempo o la cantidad de cigarrillos que uno ha fumado". Reportan, por ejemplo, que "los riesgos de enfermedad coronaria para personas que fuman en exceso, después de 20 años de haber dejado de fumar podrían revertirse eventualmente a los niveles de los riesgos de las personas que nunca fumaron".

De manera consistente con esta evidencia científica y con las recomendaciones de las autoridades de salud, British American Tobacco Colombia considera que solamente los adultos deben tomar la decisión de fumar, y que, para aquellas personas que desean reducir los riesgos relacionados con fumar, la mejor manera de hacerlo es dejando de fumar.

Contrabando y Falsificación

Las causas para que se generen el contrabando y la corrupción son:

  • Altos niveles de tributación, que implica altos precios de productos legales y jugosos márgenes para los grupos delictivos involucrados.
  • Extensas fronteras y débiles controles.
  • Legislación permisiva.
  • Aplicación laxa de la ley.
  • Restricciones o prohibiciones a las importaciones.
  • Hábitos de compra de consumidores.

Mientras que los efectos de estos problemas son:

  • Erosión del negocio de las compañías que operan legalmente.
  • Pérdida de kilos de cosecha de tabaco legitimo.
  • Riesgo de pérdida de fuentes de trabajo para productores, campesinos y empleados.
  • Menores ventas e ingresos para el fabricante y el comercio en general.
  • Alteración y obstaculización de los canales legales de distribución.
  • Violación a la integridad e imagen de las marcas registradas.
  • Gastos, tiempo y desgaste innecesarios del afectado y de las autoridades.
  • Riesgos en la salud del consumidor final, al consumir un producto sin aseguramiento de calidad, tanto en su materia prima como en los procesos productivos y de distribución.
  • Pérdida de recaudación fiscal.
  •  Multas y cierre de establecimientos para el comercio involucrado en el manejo de productos irregulares.
  • Corrupción y tolerancia de la sociedad.
  • Pérdida de principios y valores de generaciones que se acostumbran a no respetar los productos legítimos y los marcos regulatorios.
  • Enriquecimiento y fortalecimiento de los grupos e individuos involucrados.

Por su parte, los involucrados en la corrupción y contrabando actúan de acuerdo a ciertas conductas, tales como:

  • En forma desleal y anónima.
  • Al margen de la ley, no respetan las reglas del juego.
  • Con impunidad, dentro de un marco de corrupción y tolerancia.
  • Sin ningún tipo de responsabilidad, principios, ni valores.

Falsificaciones

A veces es casi imposible identificar una falsificación de un producto real. De igual manera, se presentan los casos en los que los delincuentes imitan un diseño original con algunos cambios. Por ejemplo, nuestros cigarrillos State Express 555 son imitados y los delincuentes solo cambian el número a 999 lo que podría llevar a los consumidores a pensar que es una nueva versión o variante.

Un producto mal fabricado o con malos ingredientes puede ser riesgoso para la salud ya que puede contener ingredientes no autorizados.

La gran mayoría de las falsificaciones provienen de operadores ilegales en China, Paraguay, el Oriente Medio y en menor medida en Europa Oriental.

Las incursiones por parte de las autoridades se llevan a cabo con frecuencia pero son complicadas ya que es difícil localizar las zonas remotas. Las fábricas improvisadas, donde los cigarrillos suelen ser empacados a mano, a menudo son subterráneas y pueden desaparecer en cuestión de horas.

La delincuencia y la recompensa

El comercio ilícito no es sólo la labor de los pequeños operadores. La delincuencia organizada es cada vez más dominante ya que las recompensas pueden ser altas. Un solo contenedor de 40 pies de largo (8,5 millones de cigarrillos) de contrabando en el Reino Unido se puede vender a la mitad del precio de venta recomendado.

Interpol, la organización internacional de policía, dice que las bandas de tráfico de drogas, armas y personas también están detrás del comercio ilícito de cigarrillos y de alcohol. El Departamento de Justicia de los EE.UU. dice que algunos también tienen vínculos con organizaciones terroristas.

La escala del problema

La magnitud del comercio ilícito es difícil de calcular, pero el Grupo British American Tobacco ha desarrollado métodos de investigación para ayudar a todas las empresas pertenecientes a el y a los gobiernos a comprender mejor la escala del problema.

Se estima que hasta 660 mil millones en cigarrillos a nivel mundial pasan cada año por las manos de contrabandistas, falsificadores y evasores de impuestos locales. De igual manera se ha establecido que estos miles de millones de cigarrillos falsificados y de contrabando, lo suficiente para darle la vuelta al mundo más de 60 veces, le están costando alrededor de US$20-40 mil millones anuales en impuestos a gobiernos cada vez mas endeudados.

La industria tabacalera contribuye a la economía de más de 180 países y emplea a más de 100 millones de personas a nivel mundial. Los impuestos provenientes del tabaco son una gran fuente de ingresos para casi todos los gobiernos del mundo. En Sri Lanka, por ejemplo, los impuestos corporativos representan el 10 por ciento de los ingresos del gobierno. En Kenya y Brasil este rubro representa aproximadamente el 6 por ciento.

El tabaco es el producto no alimenticio más cultivado en el mundo. Los agricultores que deciden cultivarlo lo hacen porque crece sin problemas en tierra poco fértil y con clima volátil, es resistente y es conocido por su estabilidad en los precios. Los agricultores pueden ganar muy buenos rendimientos por pequeños terrenos de tabaco lo que les permite reinvertir sus ganancias en otros cultivos. Las técnicas utilizadas para cultivar tabaco de buena calidad ayudan a mejorar otros cultivos.

Menos del 0.3% de la tierra del mundo, disponible para la agricultura, es destinada para el cultivo de tabaco (menos de la mitad de la tierra destinada al cultivo de café) y sólo durante una cierta parte del año. Sin embargo, el tabaco es un gran contribuyente de la economía agroindustrial en muchos países. De hecho crea mayor cantidad de empleos por hectárea de tierra cultivada que cualquier otro cultivo en el mundo.

Pocas industrias son de gran alcance como la tabacalera. Muchos países cuentan con una industria manufacturera de tabaco, la cual, usualmente, forma parte importante de la economía y de la estructura social. Incluso en aquellos países que no cuentan con la manufactura del tabaco, su distribución es una fuente muy importante de la actividad económica.

En el caso Colombiano, el tabaco ha sido un producto agrícola tradicional de la economía. Su cultivo se remonta desde el periodo indígena y actualmente se constituye como una actividad económica que involucra un amplio conjunto de actores que se benefician de ella.

British American Tobacco emplea más de 55,000 personas a nivel mundial. Las operaciones del Grupo BAT permiten que los gobiernos alrededor del mundo capten más de £22 billones en un año por concepto de impuestos, incluyendo el impuesto a la manufactura y venta de cigarrillos.

PDF: Convenio Marco para el Control de Tabaco - Convenio Marco para el Control del Tabaco (254 kb) Abre una nueva ventana

PDF: LEY-1335-09 - LEY-1335-09 (524 kb) Abre una nueva ventana


Enlaces externos


No nos hacemos responsables del contenido de sitios externos 

Última actualización: 25/09/2013 19:31:10 GMT