Los Cigarrillos

No todos los cigarrillos son iguales. Los fumadores alrededor del mundo prefieren una amplia gama de aromas, sabores y características diferentes en sus cigarrillos.

El diseño del cigarrillo es más complicado de lo que parece. British American Tobacco trabaja para entender las preferencias y necesidades de los consumidores adultos, y así poder diseñar cigarrillos que puedan satisfacerlas. Son precisamente las preferencias de nuestros consumidores adultos las que rigen el diseño de nuestras mezclas de tabaco. Trabajamos permanentemente para ofrecer en nuestros productos un exclusivo sabor que distinga nuestras marcas. Cada una de ellas tiene una receta, un diseño del papel, filtro, nivel de ventilación e impresión gráfica. Toda la maquinaria se programa para asegurar la consistencia del producto.

Principales Partes del Cigarrillo

Los cigarrillos tienen cuatro componentes básicos:

  • Columna de tabaco.
  • Papel de cigarrillo.
  • Zona de filtración.
  • Filtro y adhesivo del papel de cigarrillo alrededor de la zona de filtración.

La columna de tabaco contiene lámina de tabaco (la parte plana de la hoja de tabaco), vena de tabaco y lámina expandida.
El tabaco en un cigarrillo que contiene, a menudo, una selección de diversos tipos de tabaco mezclados para que el aroma, el sabor y el carácter atiendan las preferencias del gusto de los fumadores (Las preferencias de los fumadores varían considerablemente alrededor del mundo). Hay cuatro tipos principales de tabaco usados en los cigarrillos: Virginia, Burley, Oriental y Negro. Por ejemplo, en el Reino Unido la mayoría de la gente prefiere cigarrillos con tabaco Virginia, mientras que en los Estados Unidos de América, la mayoría de la gente prefiere los estilos de Mezcla Americana (American-Blend) que incluyen Virginia, Burley y tabacos orientales.

Sabores Naturales y Artificiales (mieles y esencias)

Los saborizantes (sabores naturales y artificiales) utilizados en el tabaco se dividen en dos categorías:

  1. Mieles (casings, nombre en inglés): son saborizantes naturales adicionados al tabaco durante su proceso de preparación, con el objetivo de mejorar el sabor característico del tabaco y ayudar a conservar la humedad del tabaco una vez elaborado el cigarrillo.
  2. Esencias (flavours, nombre en inglés): son saborizantes adicionados al término del procesado del tabaco cuya función es proveer una nota distintiva a cada marca.

El papel de cigarrillo envuelve la columna de tabaco e incluye papel y adhesivo. Es un papel resistente, de bajo peso, hecho de fibra de celulosa y que contiene agentes de relleno los cuales contribuyen a la blancura del mismo. Durante su elaboración, se aplican aditivos que contribuyen al control de la apariencia de la ceniza generada y asegura la uniformidad en el quemado del cigarrillo.

El papel influye en como la ceniza se pega al cigarrillo y puede ajustarse según las preferencias (y de esta manera, determinar cuanto aire entra a través de éste). La porosidad del papel afectará el nivel de intensidad y el sabor del cigarrillo. Entre más aire pueda pasar a través del papel, mayor será la cantidad de constituyentes del humo que pasarán a través del cigarrillo. Seleccionar papeles de diversa porosidad (capacidad de dejar pasar el aire a través del papel) puede ayudar en el diseño de los cigarrillos con bajo contenido en alquitrán.

El papel de cigarrillo puede llevar una pequeña cantidad de tinta la cual es utilizada para la impresión de una marca distintiva del producto. El monograma se encuentra en el papel cerca del filtro.

El filtro se hace principalmente de una fibra textil (celulosa). No tiene ningún sabor y es bastante firme como para mantener su forma. Junto con otros elementos del diseño, tales como hacer perforaciones, cambiar su largo o su densidad (usando más fibras) y por el tipo de material usado, diversos filtros pueden dar lugar a diversas entregas de nicotina y alquitrán, dando por resultado diferentes niveles de intensidad y sabores del humo. La varilla de filtro está compuesta principalmente por 4 elementos: mecha de acetato de celulosa (fibra de madera), plastificante, papel (plugwrap en inglés) y adhesivo. La mecha de acetato es una banda de fibras compactadas en forma cilíndrica para formar la estructura del filtro una vez aplicado el plastificante. Este último provee la firmeza necesaria para mantener las fibras unidas. El papel funciona como contenedor de la varilla de filtro y se acopla con la varilla gracias a una delgada línea de adhesivo.
Algunas veces el carbón se combina con acetato de celulosa, ya que por sus propiedades, éste puede reducir algunos de los componentes del gas en el humo. El carbón es normalmente usado en el filtro con dos secciones: una con acetato de celulosa al final de la boquilla y una sección que es rociada con carbón; esto es lo que normalmente se conoce como filtro de carbón.

El adhesivo del papel de cigarrillo sirve como enlace entre la varilla de filtro y la columna de tabaco. Por otra parte, cumple una función estética ya que puede ser utilizado para la impresión de logotipos de la marca y se puede variar el fondo del mismo (corcho / blanco o con líneas).

¿Qué pasa cuando se quema el cigarrillo?

Comprender el diseño del cigarrillo, ayuda a entender cómo se quema el cigarrillo. Cuando algún objeto se quema, se producen unas partículas diminutas mezcladas con gases (esto es el humo). El filtro del cigarrillo atrapa algunas de éstas partículas. Cuando la persona fuma, todo el humo incluyendo las finas partículas y los gases, son absorbidos a lo largo de la columna de tabaco y el filtro. Los gases pasan a través del filtro y algunas partículas se incorporan a estos. Todo esto, menos el agua y la nicotina, es lo que se llama alquitrán.

El humo

El humo del cigarrillo se ha descrito como una de las mezclas más complejas del mundo y es una de las que más se ha estudiado.

El humo contiene más de 4.000 componentes, muchos de estos se han encontrado también en el aire que respiramos y en nuestra comida. Estos componentes incluyen los que encontramos listados en las cajetillas, como: nicotina, alquitrán y monóxido de carbono. Muchos de estos componentes se encuentran en muy baja concentración, sólo a niveles de "rastros".

El "humo principal" se forma y se absorbe cuando la persona "inhala", y el "humo secundario", se forma cuando el cigarrillo se quema entre cada fumada.

La complejidad del humo del cigarrillo ha presentado dificultad para que los investigadores puedan determinar cuales de sus componentes están relacionados con los efectos nocivos que el acto de fumar puede generar en la salud.


Última actualización: 09/09/2010 17:08:43 GMT